Índice medio de felicidad, de David Machado. Reseña


Indice medio de felicidad, en amazon

Género: ficción contemporánea, drama, humor

Editorial: Barret

Sinopsis:

¿En una escala del 0 al 10, ¿cómo de feliz te sientes con tu vida en su conjunto?

A Daniel le ha golpeado con dureza la crisis económica en Portugal: ha perdido su empleo, cada vez tiene más dificultades para pagar la hipoteca y su mujer se ha mudado junto a sus hijos a Viana do Castelo en busca de oportunidades. Para colmo no puede contar con sus mejores amigos, Almodôvar está en la cárcel y Xavier, depresivo y con fobia a salir a la calle, está encerrado en su casa obsesionado con las estadísticas y con el fracaso de una web que crearon para ofrecer y recibir ayuda. A pesar de todo Daniel no pierde la esperanza de cumplir el Plan que ha trazado desde hace años para ser feliz, sin embargo todo se vuelve más complicado cuando Vasco, el hijo de Almodôvar, se mete en problemas.

Esta tragicomedia lusa en tiempos de crisis económica contiene interesantes reflexiones acerca de muchos temas que nos incumben a todos, a saber: las crisis vitales, el sentido de la vida, el secreto de la felicidad, etc. Los personajes no son muy numerosos pero están bien perfilados los principales: el amigo ermitaño, el adolescente perdido, los niños de Daniel que buscan su sitio en un mundo que deja poco margen para la esperanza.

La narración se plantea como un largo monólogo imaginario entre el protagonista y su amigo que está en la cárcel, quien actúa como una especie de voz de la conciencia para él. Un punto original es que no hay diálogos sino frases con punto y aparte. Al principio se hace raro pero luego te acostumbras y la verdad es que encaja con el ritmo del monólogo. Los capítulos se refieren a los índices medios de felicidad de diversos países, que van oscilando acorde con la situación de Daniel.

El libro logró el Premio de la Unión Europea para la Literatura en 2015 y llega en 2020 su versión en español. Es un libro correcto desde el punto de vista gramatical, aunque en la traducción se cuela alguna errata tremenda como esta: calló de rodillas. También hay una palabra mal escrita en la sinopsis de amazon y en la contraportada falta un signo de interrogación. Teniendo en cuenta que hay una editorial detrás, qué menos que tener todos esos detalles perfectos.

A Daniel la vida lo pone a prueba una y otra vez, y como si no tuviera suficiente con lo suyo, se ve en la tesitura de escoger entre salvar su propio pellejo o tratar de salvar el mundo, o al menos el de sus conocidos. Y así, este peculiar héroe contemporáneo irá decidiendo sobre la marcha si su Plan tiene vigencia o si se conforma con ir tirando. 

El libro combina drama y humor con el equilibrio correcto para tratar una situación de esas que le puede pasar a cualquiera cuando menos te lo esperas, y es que el mundo está en constante cambio y lleno de incertidumbre, como nos recuerda los tiempos de pandemia actuales. Todo cambia y debemos reaprender hasta lo básico. 

El protagonista ronda los 40 años y pierde su empleo, y tal como reflexiona en su monólogo, "parece que pierde valor como persona y eso no está bien". Pero a pesar de todo mantiene la esperanza y nos hace cómplices de su viaje en busca de sí mismo, con un tramo final que por desgracia no me resultó tan sorprendente tras descubrir que había película portuguesa sobre el libro. Espero que tengáis la suerte de no saber nada de eso antes de leer el libro.

En la contraportada del libro en papel dice que es una novela intensa, cinematográfica y llena de ritmo. Sólo vi el trailer, que parece bastante fiel al argumento, pero creo que este libro contiene más reflexión interior que ritmo, aunque sus 300 páginas se leen a buen paso y no falta, digamos, acción. En ese sentido se parece a otras películas similares, como comento en el spoiler. Yo prefiero quedarme con las acertadas reflexiones vitales que contiene. A modo de ejemplo dejo un par de ellas:

No deberíamos necesitar días malos para valorar los buenos. El aquí y el ahora nunca son suficientes, porque no aceptamos menos, porque queremos siempre más.

Era agradable estar en esa oscuridad. La luz exige demasiado de nosotros.

En resumen, un libro recomendable que deja testimonio para generaciones venideras acerca de cómo está el mundo en este principio de siglo.

Spoiler

Me gustó cómo el niño pequeño sufre el conflicto filosófico entre renunciar a todo deseo y buscar la felicidad en un juego virtual que absorbe toda su atención, provocando el principal momento de tensión en el tramo final del libro.

Los libros del estilo road-movie no son ya tan originales; lo de encontrarse a sí mismo con el gesto de coger carretera y manta ya está un poco visto, aunque al menos aquí no se mitifica tanto y la mayor parte del tiempo se observa de forma poco poética rozando la parodia. Al fin y al cabo, de tanto conducir te entran calambres, como le pasa a Alípio y tiene poco interés hacer miles de kilómetros viendo carreteras parecidas. Es un viaje del que se arrepienten todos en algún momento pero que al final les cambia la vida, no por el trayecto o por la misión, sino por el hecho de haber tomado la decisión y de ser capaces de tomar las que sean oportunas de ahí en adelante. 


Mis libros en amazon

Kilómetro 93, de Patricia Moreno Raya. Reseña


Género: thriller, suspense, policíaco

Páginas: 228

Sinopsis:

¿Cuántas veces has viajado en coche compartido? ¿Se te ha ocurrido pensar en la gran variedad de desconocidos que comparten vehículo para viajar de un lado para otro? 
Cinco pasajeros. Un asesino. Una víctima. Un accidente que conllevará a la pérdida de memoria de los sospechosos complicando una investigación que girará en torno a estos personajes que verán sus vidas amenazadas por el recuerdo. 

Este libro es un correcto thriller que además aborda interesantes cuestiones que llevan a la reflexión. Los cuatro pasajeros y el conductor parten en un viaje sin retorno, sobre todo para uno de ellos. Cinco desconocidos que comparten coche y se ven involucrados en una muerte con pinta de asesinato.

Hay giros en la trama y hay intriga, aunque lo que más me llamó la atención fue que el énfasis de la historia está puesto en el retrato de personajes que se mueven en una gama de grises, lo que da muchas posibilidades a la hora de conjeturar acerca de víctimas y villanos. 

La lectura resulta interesante y fluida, con un texto bien escrito que tiene apenas un par de fallos, como por ejemplo confundir "si no" y "sino" y alguna palabra-errata como esta:

Se encontró a Eva en pijama tumbada en el sofá mientras comía patas fritas y veía la televisión. 

Obviamente lo que comía Eva eran patatas xD

El asunto de la amnesia le añade profundidad a la historia, pues supone la ocasión para nuevos comienzos y segundas oportunidades.

―Pues entonces debes de estar contento. Gracias al accidente te estás dando cuenta de que quieres cambiar de vida. 

―Pero ¿y si cuando vuelvan los recuerdos deseo volver a ser quien era antes?

El argumento en sí está bien planteado aunque me quedan dudas que darían para un debate y que comento en el spoiler. Aunque como digo, casi lo de menos en esa novela es descubrir a un asesino.

En resumen, una muy interesante novela en la que no se trata simplemente de descubrir a un asesino sino que contiene reflexiones mucho más profundas: ¿hasta donde somos capaces de llegar por amor? ¿Y por odio? 

La recomiendo porque se lee del tirón y me parece un soplo de aire fresco en el género, con gotas de humor sutil y la dosis justa de drama.

Spoiler

El plan de venganza no me quedó del todo claro aunque supongo que la autora se documentaría sobre el sistema del motor. Lo de que sólo afectase al conductor lo veo más extraño, así como que el anciano se librase de la amnesia. Y si al final fue un infarto lo de Julián, no entiendo que incriminen a nadie. En cuanto a la culpable creo que no todo el mundo reaccionaría igual que ella, claro, pues nadie está obligado a donar y quizá ni valiera de nada en ese caso. El que carga con la culpa no debería y ojalá acabaran confesando las otras dos. Pero bueno, las cosas son como son, como en la vida misma, vaya.

Mis libros en amazon

Eres revolución: la profecía de los latentes, de Javier Tenllado. Reseña

 


Género: ciencia-ficción, distopía, novela juvenil

Nº páginas: 314

Sinopsis:

Donnie y Clau son una pareja de jóvenes que vive en el año 2059. Ambos se embarcarán en un salto trepidante desde la estratosfera (el deporte de moda del siglo XXI).

Justo antes de saltar, ven como un centenar de esferas transparentes entran y salen del planeta con gente en su interior.

Ambos son capturados y separados.

Donnie vaga perdido por el espacio, hasta que llega a un planeta dónde descubrirá que forma parte de una profecía para salvar la raza humana, y acabar con los destructores de vida: los Nivariax. ¿Donnie volverá a encontrar a Clau? ¿Estará preparado para formar parte de la profecía?

¿Qué misterios esconde el universo?

Conseguiréis desarrollar un poder especial.

Tenéis la última palabra. ¿Desea inyectar latente artificial en su ADN?

Esta novela juvenil, tanto por el tono como por la edad de sus protagonistas, mezcla ciencia ficción con algo de humor y mucha aventura. El comienzo atrapa sin duda, con ese deporte de moda en el futuro que consiste en subir en un ascensor de largo recorrido hasta llegar a la estratosfera. Después de eso, viene el giro, que por suerte no conocía ya que no leí la sinopsis, y que yo no hubiera incluido en el resumen, pues ya en el subtítulo se deja entrever lo de la profecía y tal.

Tras el intenso arranque la cosa se ralentiza un poco mientras el protagonista se adapta a su nueva realidad y después vuelve la emoción, a ratos, con los nuevos personajes y las amenazas de un entorno hostil. 

Creo que es de esos libros que va dirigido a un público concreto y si no estás en ese grupo, se te puede hacer un tanto pesado y repetitivo. Casi 400 páginas de luchas contra los alienígenas son demasiado, aunque no solo hay eso, claro. Hay mucho giro en los personajes y la principal incógnita: el destino de la novia del protagonista.

Tenemos el esquema habitual de héroe-elegido que desconoce su condición y al que no le sienta demasiado bien salir de su zona de confort. Y aunque este patrón se repite con frecuencia, funciona bien porque solemos simpatizar con los héroes que no van de subiditos. 

El libro está correctamente escrito, con algunos pequeños fallos como "fallarla" que es laísmo, pero en general no hay grandes errores.

El título, que yo hubiese dejado en La profecía de los latentes, con esa frase de "eres revolución", intriga un poco, hasta que la descubres en un diálogo en el tramo final. Y es interesante el mensaje que contiene dicho diálogo, acerca de la naturaleza humana. 

El final me resultó un poco confuso o quizá queda abierto a una secuela. 

En resumen, un libro correcto que tiene algunos altibajos en el ritmo narrativo y que gustará sobre todo a incondicionales de la ciencia ficción juvenil. 

Spoiler:

Me pareció interesante la idea de varias Tierras.

El interesante diálogo que comento más arriba es este:

—Eres revolución, muchacho. El ser humano es caos para el universo. Vengativo, luchador, conquistador. Su gen de supervivencia no es más que aniquilación para el resto de especies, incluido vosotros mismos. 


Mis libros en amazon

El último hombre, de Mary Shelley. Reseña



Sinopsis:
El último hombre en la tierra es una novela apocalíptica de ciencia ficción escrita por Mary Shelley, publicada por primera vez en 1826. El libro narra la historia de un mundo futurista que ha sido arrasado por una plaga. La novela fue criticada duramente en su época, y permaneció prácticamente en el anonimato hasta que los historiadores la resucitaron en la década de 1960. Es notable en parte por sus retratos semi-biográficos de figuras románticas pertenecientes al círculo de Shelley, particularmente el esposo de Mary Shelley Percy Bysshe Shelley y Lord Byron.


Este libro es una curiosa mezcla del movimiento literario del romanticismo puro del siglo XIX con una distopía apocalíptica. Que la autora sea Mary Shelley, aunque sorprende, no lo hace tanto, si tenemos en cuenta que su más famosa obra, Frankenstein, también es una historia inclasificable y muy original para su época.

Nuestro protagonista es un hombre de finales del siglo 21, aventurero y reflexivo a la vez, que conoce a un aristócrata y se refina a su lado. El libro se divide en tres partes y al principio trata acerca de las relaciones con su entorno, sus nuevas amistades, su cambio de vida y cosas así. Choca un poco que primero odia a casi todos pero luego se hacen íntimos; quizá se trata de una reflexión acerca de los prejuicios hacia los demás antes de conocerlos.

Tengo que admitir que el libro, tanto por su extensión como por su estilo, es bastante denso en muchos momentos, pero hay que reconocerle el mérito de que está maravillosamente escrito, con un estilo lleno de matices y reflexiones.

La distopía del libro es más bien política. pues acerca del desarrollo de la sociedad poco vaticina. De todo el desarrollo tecnológico actual no vislumbró nada. No es como Julio Verne en su Viaje a la luna. Aquí tenemos viajes en globo a falta de imaginar aviones u otros artilugios para volar. No iba mal encaminada, porque se trata de globos con aspas de plumas, como un ave, en la línea de un avión que también tiene alas; pero vaya, como es lógico no sabía lo que iba a avanzar la humanidad en dos siglos.

Y claro, te sonríes cuando la gente se desplaza en carruajes tirados por caballos y no tienen manera de comunicarse al instante. En cuanto a los personajes, pertenecen por completo al siglo XIX, con todo ese romanticismo exaltado de emociones a flor de piel, metiéndose en hazañas épicas al estilo de la Cruzadas y cosas así. El libro contiene reflexiones casi filosóficas:
«Ese es el verdadero poder -pensaba-. No ser fuerte de miembros, duro de corazón, feroz y osado, sino amable, compasivo y dulce.»

A menudo te has mostrado de acuerdo conmigo en que sólo existe una solución al embrollado enigma de la vida: mejorarnos a nosotros mismos y contribuir a la felicidad de los demás.

Quizá la principal reflexión/augurio del libro es que el hombre seguirá siendo infeliz y con tendencia al mal en cualquier época:

La enfermedad sería abolida y de los trabajos se suprimirían las cargas más pesadas. Nada de todo ello parecía extravagante. Las artes de la vida y los descubrimientos de la ciencia, habían aumentado en una proporción que hacía imprevisible todo cálculo. Los alimentos, por así decirlo, brotaban espontáneamente; existían máquinas que suministraban fácilmente todo lo que la población necesitaba. Pero la tendencia al mal sobrevivía y los hombres no eran felices, no porque no pudieran, sino porque no se alzaban para superar los obstáculos que ellos mismos habían creado.

El título del libro, el último hombre, es justo eso, el único superviviente de una epidemia mundial en el año 2100, una idea literaria realmente avanzada para su época y que se ha repetido no pocas veces desde entonces en cualquier historia apocalíptica. Y, visto lo visto, queda por comprobar si la humanidad superará esa fecha y si esta pandemia del covid-19 es el principio del fin. Esperemos que en eso se equivocase, igual que en los globos con alas.

F-49, de Helena Naranjo Sánchez. Reseña


Género: distopía, ciencia ficción, young adult
Nº páginas: 126
Editorial: autopublicado

Sinopsis:
La infancia de Iris transcurre entre el temor a la enfermedad letal que vive fuera de su búnker y el anhelo por abandonar su claustrofóbico hogar y salir al mundo exterior. Su única compañía son sus padres, pero no viven exactamente los tres juntos: los separa una pared que no deben cruzar, aunque Iris no entienda muy bien por qué. A lo largo de su triste historia la protagonista se enfrenta al temor, las dudas, la pérdida, la soledad y la culpa. Se encuentra siempre persiguiendo a trompicones una verdad que parece huir de ella. Pero, antes o después, la realidad se cansará del juego y le revelará sus terribles secretos, aunque lo destruirá todo en el proceso. ¿Cómo se sobrevive a una realidad así? ¿Es mejor huir, o afrontarla?

Brevísimo título para una historia que desvela su significado a medida que avanzas en su lectura. Resulta especialmente interesante, y un poco estresante, leer en tiempos de pandemia este tipo de distopías, pues puedes empatizar mucho más con la situación. Este libro se publicó en 2019, así que resulta un poco premonitorio, no es que se suba a la ola aprovechando la coyuntura. “La enfermedad los matará”, “estaremos siempre separados”, “jamás veremos el exterior”, son frases que producen escalofríos por lo reales que se han hecho en estos meses. La situación claustrofóbica y angustiosa de la chica no parecen tan distópicas ahora, por desgracia.

El estilo es fluido y se lee con facilidad. La redacción es correcta sin apenas fallos (digirió en vez de dirigió) y la historia me enganchó de una manera que no lo hacía desde hace tiempo con otros libros. Enseguida empatizas con esa chica que tiene una vida tan limitada y la intriga crece con cada página que avanzas, manteniendo la tensión a pesar de tener pocos personajes. En mi caso no podía evitar compararla con la protagonista de uno de mis libros, de ciencia ficción, pues mi protagonista crece también encerrada, es bastante especial y se enfrenta a los retos del despertar a la vida adulta (Memorias de Virtual: https://amzn.to/30Uwlh2).

Durante toda la lectura le vi un trasfondo simbólico enorme, acerca de protegerte de los peligros de salir al mundo a costa de perderte su belleza, sobre crecer y las pérdidas que conlleva, el miedo a la soledad, al cambio, a ver la realidad, etc. Todo lo que te puede pasar en la vida, se aborda en este breve libro: amor, muerte, enfermedad, ilusión... La intensidad es notable, rozando lo lacrimógeno a ratos y poniéndote un nudo en la garganta como mínimo. Pero también tiene momentos de fino humor irónico, a pesar de la complicada situación. 

"En definitiva, mi problema era que me resistía a la verdad, y eso siempre conlleva sufrimiento." 
El tema central del libro es la negación de la realidad, aparte de su estilo distópico. Se desarrolla en dos partes, ambas igual de amenas, aunque el principio es más intenso e intrigante. Es una novela corta que se lee del tirón, "sencilla" pero en general bastante lograda y llena de profundidad y emoción. 

El relato tiene un punto de ingenuidad y frescura, acorde a las circunstancias de la protagonista, y es a la vez cruel y descarnado, pero mantiene la esperanza. Es como un mensaje a cualquier recién nacido: te pasarán cosas terribles casi seguro, pero también seguramente serás feliz.

Para una primera novela, tengo que dar la enhorabuena a la autora: bien hecho, Helena. Una grata sorpresa en el universo de los autopublicados que no os deberíais perder.

Spoiler:
La historia se va haciendo previsible al final, pero está construida para llegar hasta ahí sin alternativa posible. Quizá una vacuna hubiera cambiado todo, haciendo incluso posible un reencuentro con los padres. Me pregunto también qué hubiera pasado si descubren que ella es la portadora, pues casualmente no le hacen ninguna prueba. En cualquier caso, estaríamos ante otra novela distinta y el mensaje de esta se perdería. 

Orthodoxia, de Ulises Bértolo. Reseña


Género: intriga histórica, thriller, aventura
Páginas: 422
Subtitulo: cuando la muerte no es un número al azar
Ediciones Carena

Sinopsis:
Sandra Márquez podría seguir siendo una guardiacivil más de la unidad de patrimonio histórico, pero el asesinato en extrañas circunstancias de un anodino funcionario en el Monasterio de Uclés (Cuenca) le hace replantearse sus propias convicciones como agente de la autoridad. De la mano de una mente desprejuiciada como la del profesor libanés Thomas Noah, descubre que las dos pistas que deja el asesino en el escenario del crimen -una extraña moneda del año 771 y un cuadro del siglo XVI de autor anónimo- pueden estar encriptando un enrevesado mensaje de hondo calado intelectual. ¿Ha dejado a propósito el asesino esas pruebas? ¿Qué pretende con ello? ¿Quién tiene tanto poder para obrar así desde la sombra?

Orthodoxia es un trepidante relato sobre la megalomanía de ciertas ambiciones religiosas y el valor del compromiso por defender una creencia a través de los siglos. Pero, sobre todo, es una invitación a distanciarse de las lecturas literales de la realidad y abrirse a nuevos puntos de vista. El premio por renunciar a ciertas convicciones quizá sea encontrar un secreto perdido en la nebulosa de los tiempos.Con esta novela descubrirás que quizá determinados hechos históricos no sucedieron exactamente como nos los han contado. Un acertijo de sangre en el Camino de Santiago con el que te plantearás si somos verdaderamente dueños de nuestras decisiones.


Con todo lo anterior, si lo tuyo no es leer a ritmo lento a nivel de experto en la materia, te costará meterte en la historia. Me pareció que lo más gallego de la novela en sí, era la parsimonia. Como digo, hay lectores que disfrutan con ese ritmo pausado. Para mi gusto, se hace un tanto repetitiva y da la impresión de moverse en círculos. Que a la hora de desentrañar un misterio de siglos no es cuestión de hacerlo en media hora, cierto, pero casi puedes sentir que viviste una suerte de agotador camino de Santiago virtual hasta completar el libro.

Te gustará si te van las conspiraciones históricas al estilo de El Código da Vinci, aunque en la comparación, Orthodoxia queda poco trepidante. Es un libro que claramente tiene su encanto e interés, pero en mi caso, el deseo de adentrarme en una Galicia misteriosa se vio truncado en el desarrollo, que no logró transmitirme demasiada emoción, por su "ensamblaje" y por un un estilo narrativo un tanto frío en mi opinión.

El punto de vista de la narración va alternando al par principal con un aristócrata que narra en primera persona, más otros personajes secundarios y los villanos. 

Por comentar cosas concretas, en un momento dado hay un andaluz y el escritor trata de recrear los giros y acentos gaditanos pero mezcla en la misma frase castellano normal y "andaluh". 

Frase interesante que me anoté: el tiempo no lo cura todo, te hace inmune al fracaso.

"Gemido de hembra complacida", leemos en un momento dado. Se podría escribir un ensayo tan solo con el reto que supone describir una escena sexual en un libro no erótico, y cómo se cae en clichés casi sistemáticamente. Prefiero un fundido a negro como en las películas antiguas, ante ciertos casos y frases.

Lo más positivo del libro es poner en el mapa parte del legado y la riqueza cultural que tenemos en España; tan solo le falta ser más novela y menos acta notarial. Para conocedores o simpatizantes de lo compostelano tiene ese plus de interés. Por resumir, creo que le sobran páginas y le falta brío.

Spoiler
Que los protagonistas se iban a liar, se veía venir. El dúo chica joven y maduro me suena a cosa ya muy vista; como nota personal: a ver para cuándo abunda el par joven guapo con una madura canosa e interesante. 
El sistema de espionaje suena a ciencia ficción a ratos. 

Autobiografía, de Kiran Bhat. Reseña



Género: poesía
Nº páginas: 62

Sinopsis:
Un año, la marca de un periodo de tiempo, un símbolo de bastante tiempo pasado, ganado o perdido. El ser humano usa el año para definir una gran parte de su vida. Y así, usando el año, Kiran Bhat explora su relación con sus padres, la formación de su sexualidad, sus experiencias como hindú en una parte conservadora de los Estados Unidos y sus viajes por el mundo, describiendo su vida entera en 29 poemas cortas, un poema por cada año que ha vivido. Bhat usa el poema para explorar los límites del poema confesional. O, mejor dicho, Bhat inunda los límites del lenguaje con experiencias profundas, aplastantes.

Este libro me lo cedió su autor para que lo leyese a cambio de una reseña, así que aquí la tenéis. Es un libro corto que se lee rápido, y aunque nos cuenta toda su vida hasta el momento, a lo largo de tres décadas, no lo hace de manera exhaustiva, sino dando pinceladas sobre los asuntos más notorios. Por tanto se trata de una sinopsis de su vida, por decirlo así. Cada poema es un año resumido y resulta una idea original y de cierta complicación a la vez, pues si cualquiera de nosotros tuviera que narrar su vida de esa manera, quizá nos vendrían mil recuerdos de un año y apenas alguno de otro. 

Una de las ideas principales de esta autobiografía es el despertar de su autor a su identidad sexual. Sin entrar en muchos detalles, deja constancia de sus primeros momentos de sentirse atraído por hombres. Siempre es un acto de valentía esa desnudez del alma que se produce al exponer tus vivencias a los demás, especialmente cuando se trata de temas peliagudos en ciertos ámbitos, tal como narra en unos de sus poemas, cuando fue acusado de acosar a un compañero. Pero no quiero hacer spoilers, así que pasemos al estilo narrativo del libro.

Su autor utiliza el español aunque no es su idioma nativo, y muestra un buen uso del mismo, con palabras incluso cultas como "cintilaba", aunque a veces suena un poco raro por algunas expresiones. Al tratarse de poesía, no se sabe si son licencias propias del estilo o si falta ciertamente algo de pulido. El resultado global es aceptable, en ese sentido. La poesía en sí es más casi prosa en renglones separados, pero no soy una lectora habitual de poemas, sobre todo contemporáneos, así que tampoco sé bien cómo juzgar el libro desde ese punto de vista.

Me quedé con la duda de si un libro así se podría actualizar y reescribir cada cierto tiempo. Quizá lo que más nos marca por lo general son esas tres primeras décadas, que a veces rayan una montaña rusa. Sea como sea, el viaje más vertiginoso es tu propia vida, porque no es ficción de la que te puedas despegar al cerrar el libro. Te invito a asomarte a esta vida en fragmentos y a repasar de paso en qué andabas tú en cada una de esas edades.