El chico sin encanto, de Laura Mars. Reseña


El chico sin encanto, en amazon

Género: romance, ficción contemporánea, chic lit

Editorial: Selecta, 128 páginas

Sinopsis:

Acompaña a Alexandra en sus inicios como doctora, en sus intentos de encontrar a un hombre que no sea un idiota integral, ríete con sus amigas, engánchate al reality show de los jueves y, sobre todo, ¡déjate enamorar!

Alexandra ha tenido su vida amorosa abandonada durante la carrera de Medicina. Ahora que es residente de Traumatología pretende lanzarse al ruedo de nuevo. Sustituye la larga lista de requisitos de su hombre ideal por una nueva con tan solo dos condiciones: que le atraiga y que no sea un idiota integral. No es tan difícil, ¿verdad?

Pronto los intentos catastróficos le hacen replantearse que quizás no sea una buena idea liarse con su corresidente, ni quedar con cualquiera de Internet.

Todo cambia cuando sus amigas la animan a probar una aplicación nueva: «Personality: conecta de verdad», basada solo en los atributos personales y no en el físico. Incumple uno de sus dos requisitos, no puede saber si el hombre al otro lado la atraerá.

¿Podrá nacer el amor a través de una pantalla?


Tras una divertida escena arranca este libro de estilo ágil que se lee del tirón.

Para empezar, la autora pone el dedo en la llaga para contar cuatro verdades acerca del amor y las decepciones que acarrea. 

Me imaginaba lo que me daba la gana y por eso me llevaba esas decepciones. Mi radar estaba roto.

Tenía que aprender a relacionarme con la gente tal y como eran, no por como yo quisiera que fueran.

La protagonista es una joven que apenas ha tenido tiempo para los asuntos del corazón, volcada en su carrera profesional como doctora. En su tiempo libre se divierte con sus dos mejores amigas, con las que queda para ver un extremo reality show, y le da una oportunidad a una novedosa app de citas.

El humor está presente en muchas páginas, como cuando reflexiona acerca de cómo ha cambiado su concepto de hombre ideal, tras enumerar una larga lista de virtudes de su príncipe azul en el pasado:

Mi hombre ideal (a los veinticinco): • Que me atraiga. • Que no sea un idiota integral. No pedía más. No podía ser tan difícil.

xD Como bien sabemos, fácil, desde luego, no es. No voy a destripar más pero os podéis hacer una idea de la vena humorística del libro, en cuya trama no faltan tampoco los temas serios como el acoso y el mercado carnal que tanto abunda en el mundillo online.

Es fácil empatizar con la protagonista, y envidiar la suerte que tiene con esas amigas de verdad que hasta te guardan las espaldas con disimulo si quedas con un tipo de internet.

Si tienes alguna experiencia conociendo gente online, y apuesto a que es el caso de la mayoría de nosotros, te sonarán muchas situaciones porque resulta todo bastante verídico.

La trama da un giro que le da un toque de cuento de hadas a la historia, pero el género romántico triunfa porque ocurren cosas que en la vida real son improbables. Ella se enamora por partida doble y por separado, por el fondo y por la forma, y esto es un punto original que me gustó bastante.

No falta tampoco el erotismo y Laura sale airosa del siempre complicado trance de describir una escena de este tipo sin caer en tópicos ni resultar cómico, aunque no puedo evitar hacer una broma con cierto asunto. Aquí se desliza la habitual metida profundísima, que cualquier día de estos alguna va a decir, no sé qué es esta cosa que me sale por una oreja :P

En resumen, una agradable lectura "ligera" que gustará sobre todo a las más románticas pero que también disfrutarán las escépticas del amor.

Spoiler

Se ve venir que Mario es el del chat a partir de cierto punto. Como pega le pondría que un chico tan tímido no suele meterse en ese tipo de programas. Pero como soñar es gratis, en esta historia es un puntazo que ese tío tan perfecto sea incluso tu crush televisivo. 


Mis libros publicados en amazon

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu mensaje. Aparecerá tras aprobación.