Demócrata por conveniencia, de G. G. Velasco. Reseña


Subtítulo: Diario irreverente de unas elecciones sin elección
Género: humor, sátira
Editorial: autopublicado
224 páginas

Sinopsis: Un joven en paro consigue un trabajo de repartidor de propaganda electoral. Comienzan así las andanzas de este rebelde anti sistema que aprenderá de primera mano los tejemanejes que se gastan en los partidos, sobre todo en campaña electoral.

Con todo lo que habian luchado nuestros mayores por la democracia -un decir, pues el tirano había muerto de viejo en la cama-, solo faltaba que ahora nosostros no lucháramos a brazo partido para que llegara convenientemente ensobrada hasta el último domicilio.

La ironía campa a sus anchas por este libro, que dispara a las tripas de la podedrumbre democrática, provocando carcajadas a ratos, a la vez que escalofríos al atisbar la fea realidad en un suerte de espejo social.

Me recordó a veces a Tom Wolfe con su humor cáustico e irreverente. Contiene alguna inevitable errata pero en general está bien escrito, a pesar de que faltan bastantes guiones intermedios en los diálogos.

Quítate tú para ponerme yo, qué malo es el otro y que bueno soy yo, la gente que se lo quiere creer todo, los votos por inercia o por tradición familiar (o su caso opuesto, por rebeldía).... Situaciones que nos suenan a todos y un panorama vigente, por desgracia, a pesar de que la acción se sitúa varios años atrás. Está basado en hechos reales, algo que siempre añade un plus de interés a una historia. 

El libro entretiene, aunque eché en falta algo más de "conflicto" en la trama, sobre todo en la parte del mundillo político, en vez de centrarse en el protagonista, pero al fin y al cabo, asistimos en paralelo a un retrato generacional aparte del asunto de la democracia con todos sus puntos oscuros: una juventud desencantada que comprueba que tener cuatro másters solo conduce a acabar fregando platos, y tristemente no es un ejemplo descabellado. Visto así, el problema de la abstención en las urnas quizá sea el gran conflicto democrático, más allá de despilfarrar en propaganda que nadie lee. Quizá falta esa voz en la historia, esa corriente de opinión: si no participas, no puedes criticar; ya que te infiltras, haz algo, etc. 

Lo interesante del libro es que da pie al debate. Yo, a título personal, propongo como alternativa algo así como un sistema piramidal de asambleas de barrio, para dar más voz a la gente, de verdad, no solo cada 4 años, y que sea un derecho y un deber, aunque viendo cómo se las gastan en una simple reunión vecinal, miedo da... Eso sí, ¿para cuándo un sistema de votación mediante huella dactilar y recuento automático? Que lo de las mesas electorales me parece maltrato puro y duro xD

En resumen, un libro de ficción, pero no tanto, que te gustará si te interesa la política y también si te provoca alergia, para que reflexiones, o para que simplemente pases un rato de lectura agradable.


Mis libros en amazon

¿Por qué hay que leer a los clásicos?

Cuando empecé este blog, aparte de hacerlo para promocionar mis propios libros, me dediqué a reseñar todo lo que había leído desde que empecé en mi infancia. Tengo una lista antigua, aunque ahí no está todo lo que llevo leído hasta ahora. Un gran número de esos libros son clásicos, así que empecé por ahí:

Sin embargo, ya sea porque la gente lee en general pocos clásicos o porque al ser clásicos hay ya muchas reseñas de eso, el caso es que me di cuenta de que iba a tener menos lectores si seguía reseñando solo clásicos. No voy a dejar de comentar libros clásicos, pero decidí que tampoco era justo dejar a un lado a los autores contemporáneos, que por supuesto también los hay buenísimos, y con el añadido de que a algunos hasta puedes conocerlos aunque sea por vías cibernéticas y comentar con ellos acerca de su obra, algo que por desgracia no se puede hacer con los que llevan siglos ya en el otro mundo.

Pero voy a hablar ya de por qué, en mi opinión, es necesario e incluso imprescindible leer a los clásicos, tanto si eres aficionado a la lectura como si eres escritor, o pretendes serlo.

Para empezar, libro clásico no es sinónimo de libro antiguo. Es decir, claro que son de épocas anteriores, pero no todos los libros antiguos se convirtieron en clásicos. Hay libros ya olvidados que no merecen otro destino, aunque siempre hubo y habrá libros injustamente tratados y otros sobrevalorados. Pero, en general, los grandes clásicos son obras maestras indiscutibles y a esos me refiero.

Una de las razones por las que no se lee más a los clásicos es porque se asocian a algo obligatorio en el colegio, y porque se piensa que son un tostonazo. A ver, leer a Quevedo no es fácil, la verdad, pero es un caso extremo, con un lenguaje muy arcaico y rebuscado. Sin embargo, la mayoría de los clásicos son intemporales, por eso el paso del tiempo no consigue enterrarlos, y es que no siempre hubo teléfonos móviles, pero siempre existió el mal de amores y toda la gama de pasiones humanas, que cambian poco a lo largo de los siglos. Y hay libros clásicos de todos los géneros: romance, aventura, misterio, etc etc etc. 

Un clásico es la mejor clase de escritura creativa gratuita si eres escritor y es una apuesta segura que rara vez te defrauda como lector.

Incluso cuando lees algo que te queda muy lejos, como la Odisea, es interesante conocer otros mundos, saber de nuestros antepasados, es como leer novela histórica pero narrada por sus protagonistas. 

En cuanto a los escritores, deben leer a los clásicos por simple cuestión de principios, digamos. No puedes dedicarte a algo sin conocer sus antecedentes, sería como empezar una casa por el tejado. Debes conocer las bases, debes saber que alguien escribió acerca de un príncipe danés que busca venganza y tiene el honor en muy alta estima, para que no se te ocurra escribir un segundo Hamlet, por no saber que ya te pillaron el argumento XD

Reseña de Memorias de Virtual en Viviendo entre historias


Nueva reseña y nuevo comentario mío al respecto :D Empiezo por comentar que ya quité los 3 volúmenes por separado en amazon, pues daba lugar a confusiones, así que ya solo está disponible el libro completo, en kindle y en papel. Es mejor también por el tema de las reseñas, ya que entiendo que quedan un poco "cojas" sin conocer la historia al completo. Y es que, como bien indica Laura en su blog Viviendo entre historias, Memorias de Virtual es como un puzzle que solo se entiende bien cuando se conocen todas sus piezas.


Me alegra que sea una buena crítica, en el sentido de que es sincera y profunda, y que también incluye aspectos que le parecen mejorables. Como por ejemplo, la portada. Coincido con ella en que podría tener una portada mucho mejor, y quién sabe si hay gente que no compra el libro solo por eso. Ya queda lejos la época en que los libros no tenían portada con imagen y el lector cada vez es más exigente. Pero creo que da la información justa y que deja vislumbrar cosas que se entienden una vez leído el libro.

Me hace gracia cuando dice que al principio no entendía NADA xD Casi todas las reseñas coinciden un poco en ese sentido, y también en que tanta confusión invita a seguir leyendo para saber qué demonios ocurre. 

Como punto negativo, destaca el final, y creo que le estaba creando tantas expectativas que por eso sintió que le faltaba algo más. Es difícil comentar sin spoilear, pero el final me parece bastante "explosivo", creo. No quiero decir que el libro sea perfecto y el final más de lo mismo, pero no sé si cabe algo más de lo que hay. De hecho, en una versión anterior, en la que por cierto había un par de subtramas más y media docena más de personajes, el final iba en la línea de lucha de espadas, por decirlo de alguna manera, anque no fuera con espadas, jaja. Pero decidí alejarme de ese tipo de cosas que me parecen un poco trilladas. Quizá me equivoqué, no sé. Siempre puedo rescatar aquella parte como una secuela o precuela o universo paralelo xD

Aquí tenéis la reseña completa, y agradezco a la autora su entusiasmo y labor de difusión, en la que destaco el cariño que le pone a la imagen de cada reseña.


Mis libros en Amazon

Laurie, relato de Stephen King. Reseña



Este relato está de momento gratis en amazon. Se lee rápido y del tirón. Es un poco predecible, aunque también tiene su sorpresa. No es de terror pero como mínimo es de miedo. Sin embargo, el género no es lo más importante en este relato, que King escribió como homenaje a su propio perro.

Durante bastantes páginas nos cuenta cómo la perrita va dejando su pis por toda la casa, pero bueno, al fin y al cabo es un relato realista que trata de asuntos mundanos. Te gustará sobre todo si tienes una mascota. Pero quiero recomendar este relato a los escritores noveles que comienzan ahora a escribir. Stephen King es uno de los escritores más famosos y reconocidos del panorama literario contemporáneo. A mí el terror me llama poco en un libro, pero reconozco que este hombre sabe escribir de verdad. Yo recomendaría lo siguiente a un escritor novato: le daria a leer este relato y le diría "cuando seas capaz de escribir de esa manera, en tu estilo, claro, entonces vuelve a decir que quieres dedicarte a escribir". Y es que parece de perogrullo, pero para escribir, hay que saber hacerlo. No basta con tener imaginación y ponerle ganas. Hay que saber escribir, y de manera perfecta además.

Así que, como muestra de un texto bien escrito, tenemos un buen ejemplo en este entrañable relato, aparte de tener a todos los clásicos para repasar o descubrir, por supuesto, pero de la importancia de los clásicos hablaré en otra entrada.

El horizontal, de Fernando Claudín. Reseña


Sinopsis
Un joven huérfano que vive con su abuela -quien le ha puesto de apodo “el Horizontal” porque pasa demasiado tiempo en la cama- en un barrio madrileño de clase obrera, se deja convencer por sus colegas Bambi y Hércules para que juntos hagan el primer trabajo durante las vacaciones de verano. Estando en la cuadrilla que debe reformar un colegio mayor, Herc no mide bien sus fuerzas y atraviesa la pared del sótano, que comunica con una construcción desconocida de finales del siglo ocho, donde los tres amigos encuentran un códice que se creía desaparecido, cuyo valor incalculable puede enriquecerlos de por vida.


El título completo de este libro, aunque no aparezca en la portada es "El horizontal, ¡una novela hilarante!". Opino que es un poco pretencioso que el propio autor diga que su obra es hilarante, porque inmodestia aparte, es difícil hacer reír y el humor es algo particular de cada uno. Pero bueno, el caso es que logra que te rías, al menos conmigo funcionó durante gran parte del libro, sobre todo en la primera mitad, por cosas como estas:

Llegué al tajo con un humor de perros. El Metro me había deprimido antes de tiempo. La gente por la mañana tiene una cara que te encoge el alma.

Como dice la sinopsis, el protagonista es el tal Horizontal, apodado así por su abuela, por su afición a no salir del colchón xD Y ya que menciono a la abuela, me parece lo mejor del libro. Obviamente es un personaje irreal, con una marcha en el cuerpo imposible a su edad, aunque seguramente inspirada en mujeres reales que mantienen fortaleza y ánimo a edades avanzadas. Es entrañable y una caja de sorpresas, adicta a los los culebrones y  las competiciones deportivas, medio sorda y tartamuda, pero ya digo, le roba protagonismo a Horizontal en cada escena. 

Además de la abuela, tenemos otros personajes, no muchos, entre ellos los colegas del protagonista y algunos conocidos del vecindario. La trama es sencilla y el libro está bien escrito, excepto erratas puntuales.


Me dio impresión de tener cierto aire retro, con referencias a películas y series ochenteras como Dirty dancing, Flashdance, El equipo A, por lo que parece que el prota es un joven con aficiones retro, y con el lema vital de "vive de tus padres hasta que puedas hacerlo de tus hijos", aunque al ser huérfano vive de la pensión de su abuela, como bastante gente en este país, por cierto. Y es que la abuela del Horizontal es mucha abuela, incluso conduce todavía, que para eso fue la primera mujer española en sacarse el carnet de conducir.

Yo estaba detrás de la abuela, doblado, y mi cabeza quedaba justo encima de ella. Si alguien nos veía de frente podía pensar que en el seiscientos iba el monstruo de las dos cabezas, que había raptado al jorobado de Notre Dame.

xDDDD
A ratos me recordó a Poncela  por lo surrealista de la situación, y un cumplido así no es fácil que yo lo diga, ya que Poncela dejó el listón humorístico muy alto, y él sí que podría haber subtitulado tranquilamente todas sus obras con lo de hilarante.

El ritmo decae hacia la mitad del libro, pero el conjunto entretiene. El autor tiene publicados otros libros de humor que no tienen mala pinta, como La manada, sobre una serial killer castiza vengadora de canallas. También hizo el guión de El horizontal, así que a ver si alguna vez se convierte en película y vemos el resultado en pantalla.

La chica de papel, de Laura Martínez González. Reseña.

Sinopsis: 

Dani vive obsesionado con la chica que vio en la calle. Necesita volver a verla, saber quién es, pero por más que la ha buscado lo único que conserva de ella es el retrato que le dibujó. Lo que no se imagina es que la joven también le está buscando.
La chica de papel es una historia llena de intriga y de acción en la que descubrirás que a veces es mejor no saber la verdad.


Aclaro que la sinopsis es la que hay en amazon, escrita por la propia autora. Para empezar, yo no haría semejante spoiler de un libro mío en el resumen. Lo digo por lo de destripar que la chica lo busca a él. El libro es corto y el resumen puede quedar en una línea, pero aún así, yo no recomiendo poner más de la cuenta en la sinopsis. Claro que, falta la razón por la cual ella lo busca, y ahí es donde tenemos el principal atractivo de este libro, que al principio parece demasiado predecible. 

El argumento te podrá gustar más o menos, dependiendo de si el género es de tu agrado. No puedo decir qué genero es sin destripar la trama. De entrada es ficción juvenil contemporánea, con unos protagonistas muy jóvenes que entran en la edad adulta. 

Lo peor del libro es cómo está redactado. Lo de historia llena de intriga y acción, como reclamo publicitario está bien, pero no se ajusta a la realidad. Se puede tener un estilo simple pero que entretenga. Sin embargo, contar cosas como... me levanté a las 9 y me gasté 1 euro en el desayuno, luego fui en bus, etc etc, eso se llama aburrir al lector, hacerlo morir de bostezos. El protagonista ve a una chica y se obsesiona, como leemos en la sinopsis. Como idea para un libro no tiene mucho recorrido, razón de más para intentar contarlo con algo de chispa, con anécdotas interesantes, con... lo que sea, pero que te enganche de alguna manera. 

La narrativa es plana y aburrida durante gran parte del libro, pero además tiene errores gramaticales básicos:

Cada uno, nombraba a un alumno.
Qué manía con romper las frases con comas donde no deben ir, no se puede separar el sujeto del predicado por las buenas.

no le seguía el royo,
No es royo, ¡es rollo!

Al final la historia da un giro, aunque era una de las hipótesis posibles en estos casos. En resumen, lectura ligera para pasar un rato (casi) entretenido y poco más. 

Nuestra Señora de París, de Víctor Hugo. Reseña



Este libro es uno de los clásicos que pensaba reseñar por aquí, así que como especie de homenaje tras la tragedia del incendio reciente de la Catedral de Notre Dame, aprovecho para hacerla ya. Creo que todos más o menos conocemos la historia, quizá por la versión de Disney (peliculón, por cierto), y sabemos que trata del jorobado Quasimodo y la gitana Esmeralda... y poco más. La versión original es un novelón de los gordos, intenso y trágico, que te transporta a un París de oscuras callejuelas, y también a la luminosa catedral, con personajes diversos y fascinantes. Publicada en el siglo XIX, contiene todos los elementos típicos y extremos del Romanticismo, pero está ambientada en el siglo XV.

Recalco que es un libro duro, que te atrapa y te hace sufrir, al menos si eres de los que viven las historias de ficción a fondo. No voy a hacer sinopsis ni spoilers, así que te recomiendo que lo leas y averigües todo lo que no se contó en la versión dulcificada de Disney. 


Los personajes son un poco estereotipados, con poco margen para los grises, pero no por ello son menos interesantes y originales. La chica es una gitana de belleza deslumbrante ante la que se rinden los 3 personajes masculinos de la historia, cada uno de una manera diferente. El frívolo capitán Febo es un mujeriego que solo busca un revolcón mientras le hace creer que la ama. El archidiácono Frollo es un tipo falso y sin escrúpulos que la ama y la odia al mismo tiempo, o quizá proyecta en ella su auto-odio por desearla siendo sacerdote. Y Quasimodo simboliza el amor puro y desinteresado. La película de Disney le da protagonismo al jorobado en el título, y a pesar de ser un personaje único y el primer discapacitado de la literatura con un papel de mucho peso, lo cierto es que solo hay un gran protagonista en esta novela: la propia catedral de Notre Dame. Sin ese escenario no se entendería el libro, es el mayor homenaje realizado a una obra de arquitectura real que yo sepa, y si te gusta el arte además, tiene que estar entre tus lecturas imprescindibles.

Tuvo que pasar mucho tiempo para que el tema de las catedrales tuviera tanto protagonismo, como ocurre en Los pilares de la Tierra de Ken Follet, otro imprescindible si te gusta el tema. Por cierto, Frollo parece la inspiración para uno de los personajes en Los pilares. 


Curiosamente, y terriblemente, en el propio libro se describe un incendio de la Catedral, que sirvió para que las autoridades parisinas prestasen más atención al edificio y lo restaurasen. Así que, mientras sigamos leyendo este tipo de historias, lograremos mantener vivo al menos el espíritu de joyas culturales como esa.